La insólita negativa de un restaurante romántico de Washington al pedido de una pareja gay para el postre

La casa de carnes civilizada“. Ese es el lema de The Prime Rib, un exclusivo restaurante de Washington D.C., aunque el concepto quedó en disputa luego de que el servicio niegue a una pareja homosexual el pedido de compartir un postre, sin dar una clara explicación.

Ron Gage, de 55 años, y Henry McKinnon, de 58, realizaron una reserva y se vistieron con la formalidad que pide el lugar. Disfrutaron de los platos (que cuestan hasta USD 60 cada uno) y del lugar, e incluso cuentan que bromearon con el mesero. Sin embargo, la sorpresa llegó sobre el final de la velada.

Cuando pidieron un sundae y dos cucharas para compartirlo, el empleado les informó que les serviría dos porciones separadas.

Atónitos, los comensales escucharon que si dos caballeros comparten la misma copa, “va contra el ambiente del restaurante”.

 Nos quedamos sin habla, solo asentimos. No lo esperábamos

El camarero no explicó a qué se refería, pese a que el lugar se promociona como uno de los cinco lugares más románticos para comer en todo Estados Unidos, en base a un ranking de una revista especializada.

Nos quedamos sin habla, solo asentimos. No lo esperábamos“, relató Gage. Simplemente atinaron a reducir la propina a 15%, en lugar del 20% habitual, y se retiraron del lugar sin hablar con los administradores.

Estaba avergonzado. Nos trasladó a un lugar de culpa, en algún sentido“, agregó McKinnon. Como el mal trago no se iba, decidieron relatar al día siguiente lo ocurrido en sus cuentas de Facebook.

Contactado por el Washington Post, James MacLeod, administrador del lugar, indicaron que todavía están investigando el caso y que no habían conversado con el mesero que les dio tal respuesta. “El empleado es búlgaro y habla cuatro idiomas. No estoy seguro si se confundió o lo dijo de otra manera“, indicó, intentando buscar alguna explicación a lo ocurrido. “No puedo creer que alguien diga eso, no hay manera de condonar una acción como esta”, agregó.

El manager indicó que buscará comunicarse con Gage y McKinnon, pero la pareja adelantó que no volverán al lugar. “Fue muy humillante. Es increíble cómo nos hicieron sentir“, indicaron.

Fuente: infobae.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *